Actualizado en febrero de 2022 / Publicado inicialmente en marzo de 2021

En un estudio publicado en la revista PLOS ONE, unos investigadores médicos de Israel demuestran una correlación entre la carencia de vitamina D y la gravedad de las infecciones respiratorias. Los pacientes con carencia de vitamina D tenían una probabilidad 14 veces mayor de padecer una enfermedad grave o crítica en comparación con los que tenían niveles sanguíneos de 25(OH)D3 superiores a 40 ng/ml.

Estos resultados se basan en los publicados originalmente en MedRxiv.

Por qué más de 200 científicos y médicos piden que se incremente la vitamina D para todos

En una carta abierta a los funcionarios públicos de salud, médicos y profesionales sanitarios, destacados expertos médicos se juntaron para hacer una declaración contundente respecto a los beneficios de la vitamina D para la función inmunitaria y la salud general1.

Esta carta se suma a los argumentos expresados en un artículo editorial publicado en Medpage Today, el 5 de enero del 2021, por el exdirector de salud pública de EE. UU., Dr. Richard H. Carmona, que instó a los médicos a que asuman su obligación y que no "esperen por la evidencia perfecta al tomar decisiones de vida o muerte2

El consenso entre los investigadores y los médicos conocedores de los beneficios y la seguridad al usar suplementos de vitamina D3 es claro: alcanzar un nivel adecuado de vitamina D debería ser una de las máximas prioridades de la salud pública1,2,4.

¿Qué dicen las investigaciones acerca de la vitamina D y la función inmunitaria?

La vitamina D3 tiene beneficios para la salud que se extienden más allá de los huesos y dientes. En particular, esta es fundamental para la función inmunitaria, especialmente para ayudar a proteger de las infecciones respiratorias virales. Existe evidencia científica que los mayores niveles de vitamina D3 en sangre, y el uso de suplementos de vitamina D3, están asociados con una menor probabilidad de desarrollar infecciones de las vías respiratorias debido a virus5-7.

En un análisis detallado publicado en una de las fuentes más respetadas del mundo, la revista British Medical Journal, los investigadores evaluaron los resultados de 25 ensayos controlados y aleatorizados con un total de 11 321 participantes, que iban desde niños pequeños hasta personas de más de 90 años. Los resultados mostraron que el uso de suplementos de vitamina D producían una reducción del 70 % en las infecciones de las vías respiratorias en aquellas personas con bajos niveles iniciales de vitamina D. En aquellas personas con deficiencia de vitamina D, se observó una reducción del 25 % en las infecciones de las vías respiratorias6.

¿Quiénes corren mayor riesgo de presentar deficiencia de vitamina D?

Probablemente la deficiencia de vitamina D es el problema de salud más común en el mundo, ya que esta vitamina no puede obtenerse fácilmente de los alimentos, sino que se forma cuando la luz solar cae sobre la piel para cambiar un compuesto (7 deshidrocolesterol) en la zona expuesta de piel convirtiéndolo en vitamina D3.

La deficiencia de vitamina D es común porque muchos de nosotros pasamos la mayoría de los días bajo techo o estamos cubiertos por ropas o protector solar cuando salimos. Vivir a una latitud alta (menos exposición al sol); el envejecimiento (la piel envejecida es menos sensible a la luz solar); la piel más oscura (la melanina reduce los efectos de los rayos ultravioleta); y la obesidad, los trastornos hepáticos y la diabetes tipo 2; todas estas condiciones reducen la conversión de D3 a la forma más activa 25-OH-D3 por parte del hígado.

Se diagnostica deficiencia de vitamina D3 cuando se tiene un nivel de 25-OH-D3 en la sangre menor a 20 ng/ml. Pero los niveles adecuados de vitamina están por arriba de los 30 ng/ml, y se considera que los niveles óptimos están entre los 50 y 80 ng/ml.

Tabla 1 - Estadísticas preocupantes de la deficiencia de vitamina D3 en Estados Unidos

70 % de la población tiene niveles inadecuados de vitamina D (niveles en sangre menores a 30 ng/ml)

50 % de la población presenta deficiencia de vitamina D (niveles en sangre menores a 25 ng/ml)

El 60 % de los pacientes hospitalizados presentan deficiencia de vitamina D

76 % de las madres embarazadas presentan deficiencia severa de vitamina D

80 % de los pacientes en casas de reposo presentan niveles inadecuados de vitamina D

Conclusiones

Las personas con bajo nivel de vitamina D3  deberían usar suplementos de vitamina D3 en este momento, hay demasiado en juego para no hacerlo. Los 200 expertos que instan a que se use suplementos de manera extendida recomiendan lo siguiente:

  • Hacer pruebas de 25-OH-D3 en sangre para determinar correctamente el nivel y el rango de dosificación para el uso de suplementos.
  • Los adultos que actualmente no toman vitamina D3 o aquellos con niveles de 25-OH-D3 en sangre menores a 30 ng/ml, deberían tomar 10 000 UI (250 mcg) por día durante 2 o 3 semanas.
  • Luego de esta dosis de carga, los adultos deberían usar los suplementos a una dosis de 4000 UI (100 mcg) por día. Esta dosis es considerada universalmente como segura9.
  • Los adultos que corren mayor riesgo de desarrollar deficiencia debido al exceso de peso, la piel oscura o por vivir en casas de reposo probablemente deban tomar una mayor dosis diaria de 8000 UI. Las pruebas son la mejor manera de determinar la dosis.

Referencias: 

  1. https://vitamindforall.org/letter.html
  2. https://www.medpagetoday.com/infectiousdisease/covid19/90530
  3. https://vitamindforall.org/Carmona_letter_preamble.pdf
  4. Parva NR, Tadepalli S, Singh P, et al. Prevalence of Vitamin D Deficiency and Associated Risk Factors in the US Population (2011-2012). Cureus. 2018 Jun 5;10(6):e2741.
  5. Pham H, Rahman A, Majidi A, Waterhouse M, Neale RE. Acute Respiratory Tract Infection and 25-Hydroxyvitamin D Concentration: A Systematic Review and Meta-Analysis. Int J Environ Res Public Health. 2019;16(17):3020. Published 2019 Aug 21. doi:10.3390/ijerph16173020
  6. Martineau Adrian R, Jolliffe David A, Hooper Richard L, Greenberg Lauren, Aloia John F, Bergman Peter et al. Vitamin D supplementation to prevent acute respiratory tract infections: systematic review and meta-analysis of individual participant data BMJ 2017; 356 :i6583
  7. Ginde AA, Blatchford P, Breese K, et al. High-Dose Monthly Vitamin D for Prevention of Acute Respiratory Infection in Older Long-Term Care Residents: A Randomized Clinical Trial. J Am Geriatr Soc. 2017;65(3):496-503. doi:10.1111/jgs.14679
  8. https://emerginnova.com/patterns-of-covid19-mortality-and-vitamin-d-an-indonesian-study/
  9. De Smet D, De Smet K, Herroelen P, Gryspeerdt S, Martens GA. Serum 25(OH)D Level on Hospital Admission Associated With COVID-19 Stage and Mortality. Am J Clin Pathol. 2021 Feb 11;155(3):381-388.
  10. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0263069
  11. https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.06.04.21258358v1